Los Cat-Cafés

IMG_0338

Los cafés de gatos son locales en los que puedes degustar un rico café a la vez que te deleitas en compañía de algunos gatos.

La idea surgió en Taiwán en 1998 y poco a poco fue cogiendo fama, sobre todo entre los turistas japoneses que, al tener prohibida la tenencia de mascotas en apartamentos residenciales, vieron en ésta una forma de poder disfrutar de la presencia de animales. Y fue en 2004 cuando se inauguró el primer café de gatos en Osaka, iniciando con ello una moda que asciende hasta 39 cafés de gatos solo en la ciudad de Tokio.

En la actualidad, ya cuentan con este tipo de cafeterías tan particulares ciudades europeas como Viena, París, Turín, Tampere y Madrid. Y es precisamente del cat café de esta última ciudad del que os queremos hablar: La Gatoteca. El pasado 20 de febrero (día internacional del gato, por cierto), fuimos a visitarlo y quedamos prendados de aquel maravilloso lugar. No funciona exactamente como un café de gatos, más bien invierten el concepto. En realidad es un local o refugio de gatos al que puedes ir a jugar con ellos y, el ticket de entrada incluye un café. Si te enamoras de algún minino, puedes adoptarlo, de esta manera, quedará un hueco para ayudar a otro gato.

Lo que más nos gustó de este particular lugar fue que el bienestar felino está presente en todo momento. Las instalaciones cuentan con un enriquecimiento ambiental exquisito y tienen un aforo limitado, tanto para los gatos que pueden vivir allí, como para las personas que pueden ir a visitarlo.

Desde luego, ¡es una visita recomendadísima para todos los amantes de los gatos!

http://lagatoteca.es/la-gatoteca/

Hipertiroidismo felino

galndula-tiroides

El hipertiroidismo es la enfermedad endocrina más común en los gatos y consiste en una secreción excesiva y descontrolada de T4 (Tiroxina) y T3 (Triyodotironina) por parte de la glándula tiroides.

La mayoría de los casos de esta patología aparecen en gatos mayores de 10 años, por tanto, podemos afirmar que se trata de un trastorno típico de animales geriátricos.

Los síntomas más comunes que presentan estos animales son: pérdida de peso, polifagia (come más de lo normal), vómito, poliuria/polidipsia (orina/bebe más de lo normal) e hiperactividad. Además presentarán las glándulas tiroides engrandecidas, las cuales se encuentran a ambos lados de la tráquea, por lo que podremos palparlas fácilmente a este nivel.

En cuanto al tratamiento, tendremos dos opciones:

  • Tratamientos crónicos: como el empleo de tioureas, que son fármacos que bloquean la síntesis de hormonas tiroideas; o el uso de dietas comerciales restringidas en yodo para normalizar los niveles de T4.
  • Tratamientos definitivos: como la tiroidectomía, que consiste en la extirpación total o parcial de la glándula tiroides; o el empleo de yodo radiactivo.

El pronóstico de la enfermedad dependerá de diversos factores, empeorando cuanto mayor sea el gato y con la presencia de otras patologías, sobre todo de tipo renal.

Finalmente, añadir que es conveniente la realización de analíticas periódicas, así como el empleo de una correcta alimentación en aquellos gatos que superen los 10 años de edad, para así poder detectar y controlar lo antes posible la aparición del hipertiroidismo.

1 2