El león

El león (Panthera leo) es después del tigre, con el que comparte género, el felino más grande que existe en la actualidad. De este felino existen seis subespecies que se distribuyen entre el sudeste asiático y el África subsahariana.

Es el único felino con dimorfismo sexual, es decir, la hembra y el macho son diferentes no solo por tamaño sino también por morfología. Por otro lado el macho posee una larga melena la cual se oscurece con la edad del individuo y su tamaño está relacionado con su dominancia siendo más grande en machos más dominantes y por tanto más deseables para las hembras. Ambos sexos poseen un pelaje corto en el resto del cuerpo que varía en tonos beis claro a rojizo según la subespecie. Los cachorros tienen un pelaje algo más largo, oscuro y con motas negras.

Otra característica especial del león es que se trata del único felino sociable, es decir, son animales que forman manadas compuestas por varias hembras adultas, que comparten parentesco, y sus respectivos cachorros que suelen tener casi la misma edad. Las actividades sociales que realizan son el cuidado de los cachorros, el acicalamiento o la caza, actividad que desempeñan mejor las hembras que los machos debido a su mayor agilidad y aerodinámica al carecer de melena y porque cazan en grupo.

Las hembras paren de tres a cinco cachorros que alcanzan la madurez aproximadamente al año y medio tras lo cual la hembra vuelve a reproducirse. Las hembras jóvenes permanecen en la manada junto a su madre y sus tías mientras que los machos jóvenes la abandonan y se unen en coaliciones temporales, formadas por hermanos, para garantizar así la supervivencia.

El hábitat de estos animales es de tipo sabana o grandes llanuras y su dieta la conforman especies como la gacela de Thompson, impalas o cebras.

Esta especie está catalogada en la lista roja de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) como “vulnerable” siendo el hombre su única amenaza.

El gato de Iriomote

unnamed

El gato de Iriomote (Prionailurus iriomotensis) es un gato endémico de la pequeña Isla de Iriomote, la más meridional del archipiélago de Ryukyu, en Japón.

Este felino es del tamaño de un gato doméstico con el cuerpo algo más alargado y las patas más cortas. Se caracteriza por un pelaje marrón oscuro de longitud media. Tiene puntos negros a lo largo de todo el cuerpo así como rayas negras en el cuello y unas manchas negras debajo de los ojos si bien posee manchas blancas en las mejillas, detrás de las orejas y en el contorno de los ojos. El color de los ojos varía entre los tonos dorado y ambar. Su color pardo en contraste con el blanco del contorno de sus ojos le vale el nombre que le dan los lugareños, “yamapikarya”, que significa gato que brilla en la oscuridad.

Debido al aislamiento que ha sufrido, este gato es considerado un “fósil viviente” porque conserva su forma primitiva. La isla en la que vive tiene un hábitat de bosque primario subtropical con algunos pueblos y campos de cultivo en la zona costera.

La época de reproducción tiene lugar en invierno y primavera y la gestación dura 60 días. Las camadas suelen ser de un solo gatito que recibe cuidado maternal hasta los 4 meses.

En cuanto a su alimentación se basa en pequeños mamíferos, pájaros, serpientes, ranas y a veces cangrejos. No tiene depredadores.

Esta especie está catalogada como en peligro crítico por vivir en un ecosistema isleño y porque su población se estima de 100 individuos. Sus principales amenazas son los atropellos y la hibridación con el gato domestico así como la pérdida de hábitat. A pesar de las amenazas hay esfuerzos del gobierno japonés para protegerlo estando catalogado como monumento natural desde 1977 y especie nacional amenazada desde 1994, además casi la totalidad de la isla de Iriomote está protegida y se han creado múltiples corredores ecológicos para evitar los atropellos que se producen en la única carretera de la isla.

El gato del desierto

felis-margarita

El gato del desierto o gato de las arenas (Felis margarita) es uno de los felinos salvajes de menor tamaño del que actualmente hay reconocidas seis subespecies. El macho adulto de esta especie rara vez sobrepasa los 50 cm sin contar la cola que alcanza los 30 cm y siendo el peso máximo de 3,5 kg. Su distribución geográfica comprende el desierto del Sáhara, Arabia y partes de Asia Central, siempre en desiertos arenosos.

El hábitat desértico en el que viven les confiere algunos rasgos que nos facilitan su identificación: cabeza ancha y orejas de gran tamaño que les ayudan a mantener la temperatura. Las orejas están ligeramente inclinadas para impedir que les entre arena. También tienen pelo en las almohadillas que le protege del calor de la arena. Su pelaje, que varía entre el amarillo pálido y el gris, es grueso y de longitud media que lo aísla de los cambios drásticos de temperatura que sufre en el desierto. Posee dos líneas horizontales de color negro en las patas delanteras.

La gestación de las hembras dura entre 54 y 63 días tras los cuales paren una camada de una a ocho crías, aunque lo normal son de cuatro o cinco.

La alimentación incluye pequeños roedores, pájaros, anfibios, reptiles y algunos insectos. Sus principales predadores son serpientes, búhos y chacales pero la verdadera amenaza de estos animales es la que sufren por parte del hombre que los captura por su piel y para venderlos de forma ilegal como mascotas. Su estatus de protección actual es de “preocupación menor” según la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN).

El manul

gato manul

Después de leer que recientemente se han logrado captar imágenes del gato más sigiloso del mundo no podíamos evitar hacerle protagonista de esta sección y ese felino es el manul o gato de Pallas (Otocolobus manul), llamado así por su descubridor el zoólogo alemán Peter Simon Pallas, del que existen tres subespecies. Originalmente fue clasificado en el mismo género que el gato doméstico, el género Felis, pero posteriormente se creó un género nuevo debido a las muchas características que lo diferencian de aquellos.

Se trata de un felino que habita en las estepas de Asia central a unos 5000 m sobre el nivel del mar por lo que se espera que su fisionomía esté adaptada a climas gélidos, esto es, abundante y largo pelaje, complexión redondeada y patas cortas. Algo muy característico de este animal es su corta mandíbula que le da un aspecto aplanado que puede recordar al Gato Persa. Tiene el tamaño de un gato doméstico y a diferencia de éste tiene las pupilas redondeadas. Su pelaje es rojizo en verano y se vuelve gris en invierno, también tiene rayas verticales pero son difíciles de apreciar debido a la longitud de su pelaje.

El manul es un animal solitario y territorial que se cree que se alimenta de pequeños roedores y pájaros que caza durante el crepúsculo y utilizando el factor sorpresa. A consecuencia de las condiciones adversas propias de su hábitat y la alta mortalidad de las crías el periodo de gestación en estos animales es corto y cada camada puede llegar a ser de hasta 6 gatitos.

Las principales amenazas de estos felinos son la fragmentación y degradación de su hábitat. En el pasado sufrían la caza furtiva por su apreciado pelaje. Está incluido en el apéndice II del Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (CITES) lo que significa que no es una especie amenazada pero que está prohibida su caza o comercio. Está clasificado como “casi amenazado” por la UICN desde 2002.

El tigre

13161357_10156958960100360_270366432_o

Tras la noticia de que los tigres empiezan a aumentar su población después de un siglo, no hemos podido evitar dedicarle este espacio a modo de celebración por el comienzo de su recuperación.

El tigre (Panthera tigris) pertenece al género Panthera y es una de las cuatro especies de la subfamilia Pantherina a la que también pertenecen el león, el jaguar, el leopardo y el leopardo de las nieves. Es la especie de mayor tamaño dentro de la familia de los felinos aunque el tamaño varía entre las seis subespecies que existen, el tamaño promedio de estos animales va desde los 234 cm del tigre de Sumatra a los 370 cm del tigre de Siberia y el peso promedio va desde los 136 kilos del tigre de Sumatra a los 423 kilos del tigre Siberia. Las hembras son siempre de menor tamaño que los machos. La cola mide de 6 a 9 metros de longitud.

El pelaje de estos felinos, igual en machos y hembras, se caracteriza por un color anaranjado y líneas verticales de color pardo. Ya hemos hablado de las subespecies pero existen otras variedades de tigres debido a condiciones genéticas especiales que no suponen una subespecie nueva como son el tigre azul, el tigre dorado y el tigre blanco, este último carece de coloración anaranjada. Todas estas variaciones se dan principalmente en el tigre de bengala y afectan al pelaje.

En lo relativo al comportamiento nos encontramos con que son animales solitarios y de hábitos mayoritariamente nocturnos debido a que sus presas potenciales, ungulados y jabalíes, son también nocturnos. El hábitat de estos felinos es muy variado abarcando un amplio rango de condiciones ecológicas gracias a su capacidad de adaptación a temperaturas extremadamente opuestas. Históricamente, el tigre ha llegado a ocupar la mayor parte de Asia pero en la actualidad su distribución geográfica se ha visto reducida a pequeñas zonas al norte de china, Rusia, Korea y la India.

Esta especie está catalogada en la lista roja de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) como “en peligro de extinción”.

El guepardo

foto guepardo

El guepardo (Acinonyx jubatus) es la única especie viva del género Acinonyx y el animal terrestre más rápido del planeta, alcanzando una velocidad máxima de 115 km/h en línea recta que puede mantener durante 500 m pero lo que los hace unos excelentes cazadores es su elevada aceleración. Son de aspecto delgado y de largas patas en relación a su cuerpo. Tienen la cabeza pequeña y redondeada.

Su cuerpo mide entre 110 y 150 cm de longitud y la cola alcanza los 55 a 80 cm de longitud. Pesan entre 35 y 60 kg. Los machos son ligeramente de mayor tamaño que las hembras. Son los únicos felinos cuyas garras no son completamente retráctiles lo que les permite aumentar la tracción al correr.

Los guepardos tienen las pupilas redondeadas debido a sus hábitos diurnos, también son los únicos felinos que no pueden rugir, en lugar de eso emiten un sonido corto y agudo.

El pelaje, igual en machos y hembras, es de color amarillento, marrón claro o rojizo con puntos de color pardo, la cola termina en varios anillos de color pardo y un punto blanco. En la cara presentan dos líneas negras que van desde los lagrimales hacía la boca y su función es la de evitar que el animal se deslumbre.

En cuanto al hábitat y el rango geográfico, estos animales viven en las praderas y zonas áridas del sur de África, Arabia y la India. Sus presas potenciales son las gacelas y los impalas.

Los machos viven normalmente en pequeños grupos formados por otros machos mientras que las hembras viven solas, ambos sexos son territoriales y solo se encuentran para aparearse de forma promiscua. Las camadas son de un máximo de 6 cachorros y estos nacen con una melena de color gris que les permite camuflarse.

Esta especie está catalogada en la lista roja de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) como “vulnerable”.

El Lince Ibérico

555354_421379011299425_1808172027_n

El lince ibérico (Lynx pardinus) es un felino de aspecto estilizado, con extremidades largas, cabeza pequeña y cola corta con una borla negra en el extremo de esta. Presenta un pelaje de color entre pardo y grisáceo con un moteado oscuro de tamaño variable. Además, tiene unas patillas o mechones de pelos largos a ambos lados de la cara, y al final de sus orejas aparecen pinceles de pelos negros. Los machos pesan unos 7,5-16 Kg y las hembras en torno a 6,1-12,5 Kg.

Es endémico de la Península Ibérica y, aunque originalmente se encontraba distribuido por toda ella, en la actualidad tan solo existen tres poblaciones: dos en Andalucía y otra en los Montes de Toledo.

Viven en zonas de matorral mediterráneo con arbustos y pastizales. Y se alimentan de conejos (90% de su dieta), ciervos, gamos, perdices, patos y pequeños mamíferos. Son solitarios y muy territoriales, mostrándose más sociables en la época de celo (enero-febrero), en la que suele permanecer con su pareja.

Fue declarado “especie en peligro” en 1986, pasando a la categoría de “especie en peligro crítico” en 2002. En 2015 ha sido reclasificado a “especie en peligro” de nuevo. Aún así, apenas sobreviven unos 320 ejemplares en libertad, y la amenaza del hombre continúa a día de hoy debido, sobre todo, a atropellos y, en menor medida, caza furtiva, cepos dirigidos a otras especies y envenenamientos.

Debido a esto, el Programa de cría en cautividad se hace extremadamente importante para asegurar la conservación del material genético de la especie, así como para la creación de nuevas poblaciones de lince ibérico a través de programas de reintroducción.