El gato del desierto

felis-margarita

El gato del desierto o gato de las arenas (Felis margarita) es uno de los felinos salvajes de menor tamaño del que actualmente hay reconocidas seis subespecies. El macho adulto de esta especie rara vez sobrepasa los 50 cm sin contar la cola que alcanza los 30 cm y siendo el peso máximo de 3,5 kg. Su distribución geográfica comprende el desierto del Sáhara, Arabia y partes de Asia Central, siempre en desiertos arenosos.

El hábitat desértico en el que viven les confiere algunos rasgos que nos facilitan su identificación: cabeza ancha y orejas de gran tamaño que les ayudan a mantener la temperatura. Las orejas están ligeramente inclinadas para impedir que les entre arena. También tienen pelo en las almohadillas que le protege del calor de la arena. Su pelaje, que varía entre el amarillo pálido y el gris, es grueso y de longitud media que lo aísla de los cambios drásticos de temperatura que sufre en el desierto. Posee dos líneas horizontales de color negro en las patas delanteras.

La gestación de las hembras dura entre 54 y 63 días tras los cuales paren una camada de una a ocho crías, aunque lo normal son de cuatro o cinco.

La alimentación incluye pequeños roedores, pájaros, anfibios, reptiles y algunos insectos. Sus principales predadores son serpientes, búhos y chacales pero la verdadera amenaza de estos animales es la que sufren por parte del hombre que los captura por su piel y para venderlos de forma ilegal como mascotas. Su estatus de protección actual es de “preocupación menor” según la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN).

Comments are closed.