Ansiedad por separación

Durante estas semanas de confinamiento muchos hemos aprovechado para mejorar el bienestar de nuestros compañeros felinos, no solo indirectamente al estar en casa prestándoles más atención de la que estaban acostumbrados a recibir, sino también jugando, mimándoles y añadiendo nuevos elementos a nuestro hogar como rascadores, fuentes y mallas de seguridad, como sabemos que muchos habéis hecho.

Todo tiene un fin, y aunque ahora mismo nos parezca lejano, llegará un momento en el que volveremos a nuestros puestos de trabajo y disminuiremos las horas que pasamos en casa. Como sabéis, los gatos son animales de costumbres, y al igual que les costó asumir nuestra presencia en casa los primeros días del confinamiento, cuando esto termine, inevitablemente, también lo notarán.

Si has estado aplicando los consejos de “Cómo sobrevivir a la cuarentena con tu gato” habrás conseguido conocer mejor a tu minino y habréis reforzado vuestro vínculo emocional. La rutina, el cariño, el aprender cosas nuevas juntos, son elementos clave para una buena relación gato-humano. Sin embargo, sabemos que en algunos hogares los gatos se han revolucionado al teneros en casa siempre disponibles y están excesivamente cariñosos o demandantes de atención, lo que dificulta el teletrabajo y la vida en general. Son estos gatos los que tendrán más probabilidad de sufrir estrés cuando dejemos la casa durante unas horas, lo que se conoce como “ansiedad por separación”.

¿Cuales son las manifestaciones de la ansiedad por separación en el gato?

  • Maullidos y vocalizaciones excesivas cuando te vas de casa, te metes en un cuarto con la puerta cerrada o, simplemente, no le prestas atención.
  • Otras manifestaciones del estrés como micción/defecación inapropiada, acicalamiento excesivo, aumento o disminución del apetito o ingesta de cosas que no son comida (pica).

*Aunque estas sean manifestaciones del estrés también lo son de una serie de problemas médicos. Si tu gato presenta cualquiera de estos síntomas consulta a tu veterinaria para poder descartar otras causas patológicas más graves.

¿Qué puedo hacer para aliviar la ansiedad de mi gato?

Debemos preparar a nuestros gatos a un nuevo cambio de rutina que, indudablemente, ocurrirá. La mejor forma es ir realizando pequeños simulacros de ausencia durante periodos cortos de tiempo e ir incrementándolos progresivamente. Por ejemplo, puedes encerrarte en un cuarto durante algunas horas para que tu gato se vaya acostumbrando a no tenerte cerca las 24 horas del día. Imita la rutina que tendrás cuando termine la cuarentena, esto no solo es bueno para tu gato sino también para ti.

No debes advertir al gato de que te dispones a marcharte, no hagas una escena de cada salida, actúa con naturalidad y tu gato poco a poco entenderá que todo va bien.

Recuerda cumplir todos los requisitos ambientales y fisiológicos de tu gato: comida y agua fresca, arenero limpio, zonas de rascado, zonas en alto, zonas de descanso y escondite, distribuidas por toda la casa.

No olvides mantener las nuevas rutinas que habéis establecido durante estas semanas de cuarentena, como las sesiones de juego o de cepillado y los momentos de comer, puedes ir modificando las horas para adaptarlas a tu horario post-cuarentena.

Empieza ya a crear este nuevo tipo de rutina hoy mismo para que tu gato tenga tiempo de adaptarse y todos volvamos a la normalidad sin el mínimo estrés.

Comments are closed.