Dos gatos rojo y blanco

“Dos gatos rojo y blanco”, Franz Marc (1880-1916)

Pintor alemán, nació en Múnich. Murió joven durante la Primera Guerra Mundial. Dicen de Franz Marc que es el pintor que dio alma a los animales. Su obras se caracterizan por el uso de colores muy vivos, brillantes y primarios, incluso en sus numerosos retratos de animales.

Esta obra inspira ternura. Hay dos gatos, que bien podrían estar unidos por lazos familiares, aunque sus colores sean muy diferentes. Lo que está claro es que pertenecen al mismo territorio o colonia por permanecer con esa proximidad. El gato blanco siente protección al lado del naranja y su gesto denota cierta tristeza que equilibra apoyándose completamente en el gato anaranjado arqueando su costado. La confianza es plena, y ambos disfrutan de su cercanía.

El fondo del cuadro nos refleja que están en plena naturaleza y posiblemente apoyados sobre la rama de un árbol, dada la posición de las patas delanteras del gato blanco, lo que les ha hecho estar más pegados. El gato o gata naranja, vigilante, aprovecha la altura para otear lo que les rodea.

Esta imagen podría estar dedicada a la amistad. El autor refleja el mundo a través de los animales, y se recrea en detalles que no ve en el hombre, por lo que no lo representa en sus obras.

Comments are closed.