Los gatos blancos y la sordera

Comúnmente se dice que los gatos blancos son sordos, pero ¿realmente es cierto? La relación entre este precioso color y la falta de audición podemos conocerla gracias a la genética. El pelaje blanco en los gatos puede producirse debido a cuatro tipos de genes:

  • El gen K, produce gatos albinos con ojos azules.
  • El gen C, produce gatos albinos con ojos rojos.
  • El gen S, produce gatos parcialmente blancos.
  • El gen W, produce gatos totalmente blancos.

El gen W es dominante y, por ello, camufla completamente el verdadero color que el gato podría expresar. El color blanco que comentamos se debe a la ausencia de melanocitos, que son las células encargadas de producir el pigmento melanina y, en consecuencia, los animales que presenten este pelaje serán más sensibles a la luz solar.

Respecto a la sordera, esta se debe a que el gen W impide el desarrollo normal de los cilios del órgano de Corti del oído interno. Sin los cilios, los sonidos no se transforman en señales eléctricas que puedan ser transportadas al cerebro para ser interpretadas, por lo que no podrá escuchar. Como vemos, todo está relacionado con este gen dominante W, siendo tal la influencia que si el gato blanco presenta heterocromía (un ojo de cada color), probablemente solo padezca sordera del mismo lado donde se sitúa el ojo de color azul.

Sin embargo, esto no es algo novedoso, pues ya en 1859 Charles Darwin apuntaba en su libro El Origen de las Especies que “los gatos blancos de ojos azules generalmente son sordos”. Esta afirmación fue confirmada años después por multitud de estudios que resaltan que entre el 56-90% de los gatos blancos con ojos azules padecen sordera en uno o ambos oídos.

Llegados a este punto, podemos pensar que cómo podemos saber si nuestro gato es sordo. Detectar la sordera en los gatos es complicado, ya que son animales que se adaptan rápidamente y potencian otros sentidos como el tacto, para poder captar el sonido mediante las vibraciones. Además, los gatos sordos suelen asustarse con mayor frecuencia cuando alguien se les acerca, maúllan más fuerte y, en ocasiones, se tambalean al andar, pues su equilibrio se ve afectado también. Por ello, para poder determinar la sordera de una forma más eficaz tenemos el test BAER (cuyas siglas en inglés significan respuestas evocadas auditivas del tronco cerebral). Este consiste en visualizar la reacción del cerebro ante el sonido, por lo que, si el animal no puede oír, no habrá respuesta.

Para finalizar, añadir que los gatos blancos son vistos por muchas culturas como símbolo de buena suerte, e incluso más si solo uno de los ojos es de color azul.

Comments are closed.